Skip to main content

Seguro que en el momento de renovar vuestro cepillo de dientes, muchos os habéis preguntado cuál de estos dos tipos se recomienda utilizar y cuál es más eficaz a la hora de la limpieza.

Aunque con ambos tipos de producto se puede realizar un cepillado eficaz, siguiendo ciertas recomendaciones indicadas por el dentista, en el mercado podemos encontrar cepillos de dientes eléctricos o manuales, conocidos también como tradicionales.

La principal diferencia entre los métodos de cepillado con el cepillo manual o tradicional y el eléctrico, es que el cepillo de dientes manual o tradicional suele ser un poco más largo que el cepillo eléctrico, lo cuál nos permite cepillar dos dientes a la vez. Los cepillos de dientes eléctricos son más pequeños, por lo que el proceso de cepillado es más largo ya que se va diente por diente realizando la limpieza.

Entonces…¿Cuál de los dos es mejor?

Todo depende de la persona y de su forma o método de cepillarse los dientes.

Se recomiendan cepillos que miden la fuerza que se realiza al lavarnos los dientes, para que no combinemos un cepillado excesivamente fuerte con la fuerza de rotación que ejerce el cepillo; lo que provoca un mayor desgaste del esmalte dental.

Hay que adaptar la técnica del cepillado al tipo de cepillo de dientes que utilizamos. Los cepillos dentales manuales, requieren que el usuario realice la mayoría o toda la acción de limpieza moviendo el cepillo de un lado a otro por todos los dientes y encías.

Por el contrario, los cepillos de dientes eléctricos  proporcionan la acción de limpieza y el usuario solo tiene que guiarlos por todas las superficies. Eso sí,  las personas que usan este tipo de cepillos dentales, suelen estar en torno a un 20-40% más de tiempo realizando el cepillado. Un método que resulta mucho más sencillo para las personas una vez que se acostumbran.

Curly woman with towel on her head cleans her teeth

Ventajas del cepillo eléctrico frente al manual

  • No se necesita apretar tanto para eliminar la placa bacteriana
  • El cepillado se realiza con mayor comodidad
  • Facilita que los niños cumplan con la obligación de lavarse los dientes, ya que lo consideran divertido y esto les motiva a ello
  • Se ha demostrado que el cepillo eléctrico elimina más cantidad de placa que el manual

Si se opta por la utilización de un cepillo eléctrico, se deben tener en cuenta una serie de factores como:

  • Los cabezales deben cambiarse cada tres meses (igual que con el cepillo manual) para que mantengan su eficacia
  • Los más aconsejados son aquellos que disponen de botón de parada y temporizador (este último avisa cuando debe cambiarse a otra parte de la dentadura)
  • Cuando hay enfermedad periodontal conviene no utilizarlo hasta que se haya resuelto el problema, ya que la fuerza rotatoria del cabezal puede causar daños en las encías

Y tu qué prefieres… ¿Cepillos manuales o eléctricos?

Aquí os dejamos uno de los vídeos de nuestro canal de YouTube, dónde explicamos nuestra opinión sobre estos cepillos: