Skip to main content

No podemos ver a simple vista si los más pequeños de la casa poseen problemas en el crecimiento de sus dientes. Pero lo que sí podemos hacer, es vigilar y acudir al dentista con frecuencia desde la salida de los primeros dientes. Si estos comienzan a crecer de forma incorrecta, el odontopediatra, podrá evitar posibles problemas mayores.

La ortodoncia infantil, también denominada interceptiva técnicamente; suele usarse cuando la desviación en el desarrollo bucodental del niño, se ha producido pero aún puede modificarse su evolución.

Posee este nombre dado que su función es interceptar el proceso de crecimiento de la estructura maxilofacial de los niños y adelantarse a los problemas de oclusión y mordida que se puedan llegar a desarrollar cuando haya finalizado su fase de crecimiento.

 

¿Cual es la función de este tipo de ortodoncia?

El principal motivo para la iniciación con este tipo de ortodoncias, desde una edad tan temprana, es tener que evitar tratamientos más caros y complejos con una edad ya más avanzada; ya que la anatomía del cráneo se han desarrollada por completo.

Cuando el niño se encuentra en edad avanzada es mucho más costoso corregir los problemas esqueléticos de mordida.

Si no son tratados desde pequeños, suelen ser necesarios más tratamientos, además de una posible intervención por parte de un cirujano maxilofacial, cuando ya se ha alcanzado la edad adulta por el paciente.

Se aconseja comenzar con estos tratamientos cuando en la boca del niño ya han aparecido los primeros incisivos superiores e inferiores definitivos —en torno a los 7 años de edad—.

En edades de 12 a 13 años, cuando hay una pérdida completa de los dientes de leche, se recurrirá a ortodoncias con brackets tradicionales.

Si se sigue un tratamiento correcto con la ortodoncia interceptiva desde bien pequeños, la ortodoncia posterior con brackets, será mucho menos compleja.

Tipos de ortodoncias interceptivas

El fin de este tipo de ortodoncias, es adaptarse al desarrollo de la cara del niño dependiendo del problema que tenga. Algunos de estas ortodoncias interceptivas son:

  • Máscaras de tracción extraoral: su función consiste en estimular el desarrollo de la mandíbula o el maxilar. Es un tratamiento indoloro que suele durar aproximadamente 1 año. Muy útil para los problemas de mordida.

 

  • Disyuntor/ expansor palatino: los niños con paladar hendido u ojival deben usar un aparato especial conocido como disyuntor o expansor palatino. Este suele ser un tratamiento de unos meses de duración tras el que se le pondrán unos brackets.

 

  • Redentores de espacio: pueden ser fijos o movibles y su principal objetivo es guardar el espacio abierto entre los dientes para permitir que estos crezcan y así evitar que los dientes pueden moverse hacia el espacio abierto y se requiera un posterior tratamiento de ortodoncia.