La importancia de la higiene oral en ortodoncias

Debido al uso de aparatos dentales, los restos de comida se acumulan más fácilmente en la cavidad bucal si no se mantiene una higiene oral correcta. Pudiendo llegar a ocasionar problemas tales como: caries, inflamación de las encías o enfermedades periodontales.

Otro problema que puede resultar de una mala higiene oral, es la ralentización o incluso paralización del tratamiento. Hay que ser cuidadosos y tratar de mantener nuestra boca sana y limpia; así terminaremos el tratamiento sin problemas de salud dental añadidos.

A continuación vamos a hablar sobre los principales problemas que ocasionan las ortodoncias, consejos prácticos, cosas que deben evitarse y como cepillarse los dientes con ellas:

Principales problemas de las ortodoncias:

  • Al comienzo del tratamiento, podrás sentir pequeñas molestias o dolores que desaparecen cuando los tejidos de la boca se acostumbran a  la ortodoncia.
  • Suelen aparecer llagas con más frecuencia (por ello se recomienda el uso de cera para las zonas traumatizadas).
  • En casos de extremo dolor, se pueden llegar a utilizar analgésicos por vía oral.
  • Se debe cuidar el aparato de forma estricta para así evitar contratiempos.
  • Se debe ser constantes y seguir hasta el final, cuidando los aparatos y cumpliendo con las visitas establecidas al dentista.

Consejos prácticos:

  • Debes usar una pasta de dientes con flúor para el cepillado de tu boca; además de cepillarte un mínimo de 3 veces al día durante 3 minutos tras cada comida.
  • Si llevas un aparato removible debes limpiarlo  con un cepillo de uñas con cerdas de nylon y jabón, para evitar la acumulación de sarro, y después aclarar muy bien con agua.

Cosas que debes evitar:

  • Consumo de chicles, caramelos masticables y cualquier otro alimento pegajoso o que se adhiera a los aparatos.
  • Introducir en la boca objetos duros como pueden ser lápices o tapones de bolígrafos.
  • Manosear los aparatos 
  • No se debe envolver en servilletas el aparato removible ya que se puede perder con facilidad; recomendable dejarlo siempre en su funda. 

Por último vamos a centrarnos en la parte más importante; el cepillado.

Al principio puede parecer difícil llevar una limpieza dental adecuada con la ortodoncia, pero con la práctica todo es más sencillo.

Cómo cepillarse los dientes con ortodoncia

  • Es necesario cepillar todas las superficies: delante, detrás, encima y debajo de los alambres y, sobre todo, en la unión del diente con la encía. Hay que mantener siempre limpios los dientes y aparatos en la línea de las encías; de lo contrario, se inflamarán y dolerán, dificultando el cepillado y ocasionando enfermedades como periodontitis.
  • Con el cepillo manual, se debe colocar perpendicular a la superficie del diente y realizar un movimiento rotatorio (haciendo pequeños círculos). Se debe ir inclinando el cepillo para limpiar todas las superficies del diente. Es muy importante la zona entre el bracket y la encía.

En el caso del cepillo eléctrico se debe colocar perpendicular a la superficie del diente y dejar que realice el movimiento rotatorio.

  • Se recomienda completar la higiene con el uso de otros instrumentos que ayudan a limpiar las zona entre el arco y el diente donde no entra el cepillo. El uso de cepillos interproximales es de gran utilidad. Otro aparato bastante útil es el  irrigador, que lanza agua a presión para limpiar estas zonas.
  • Para la limpieza interdental existen dispositivos que funcionan de manera similar al hilo dental, pero que tienen una parte dura que permite enhebrar y hacer que el hilo pase por donde deseemos.