El bruxismo: causas, síntomas y tratamientos

Seguramente ya hayas oído hablar de la patología del bruxismo o bruxitis.

En muchas ocasiones, el paciente puede hasta desconocer que padece este tipo de patalogía, ya que se realiza de forma inconsciente y se produce por la noche.

La única forma de diagnosticarlo es durante el sueño, bien de forma directa o bien midiendo la actividad de los músculos masticadores por medio de una electromiografía.

 

¿Cuáles son las causas de la aparición de esta patología?

Las dos principales causas suelen ser:

  • El estrés: se dice que las personas que poseen esta patología, suelen estar sometidas a altos niveles de estrés y la intensidad del bruxismo depende del nivel de estrés en cada momento.
  • Las interferencias oclusales: como puede ser una mala alineación de los dientes. Éstas provocan un mal engranaje de los mismos, obligando al organismo a intentar desgastar esas interferencias para conseguir encajar los dientes

Otras causas de la aparición podrían ser: la ansiedad, desórdenes del sueño, una mordida anormal o la ausencia de algún diente. 

¿Cuáles son los principales síntomas de esta patología?

Algunos de los síntomas más comunes de esta patología son los siguientes:

  • Molestias en los músculos de la mandíbula
  • El desgaste del esmalte dental
  • Dolor mandibular o dental
  • Cambios en la forma de encajar los dientes inferiores y superiores
  • Dolores de cabeza, dolor de oídos y dolor y presión debajo de los ojos
  • Incluso dolores al abrir la boca con amplitud o masticar

¿Qué tratamientos se utilizan para disminuir esta patología?

No hay una única cura para el bruxismo, pero si existen tratamientos  encaminados a minimizar los efectos perjudiciales.

  • El uso de una placa de mordida: conseguirás reducir los efectos dañinos de apretar los dientes excesivamente y rechinarlos. Debe estar hecho a medida para su boca; la placa se coloca sobre los dientes superiores y evita el rechinado de los dientes superiores contra los inferiores.
  • Colocación de  una férula de descarga: las férulas se suelen colocar durante el sueño. Además de evitar el desgaste dental, solucionan los otros síntomas derivados del bruxismo: dolores de cabeza, oído, cuello…
  • En casos muy severos se pueden utilizar medicamentos como el triptizol, que alteran las fases del sueño evitando el hábito bruxista.

 

Un diagnóstico precoz del bruxismo, puede evitar entre otras complicaciones, el desgaste prematuro de la dentadura.