Como cuidar los implantes dentales en 5 sencillos pasos

Los implantes dentales, proporcionan varios beneficios ; como por ejemplo dientes fijos, autoestima y mayor comodidad a la hora de masticar.

Se utilizan para sustituir la raíz que falta y mantener el diente artificial en su sitio.

Se pueden tener grandes problemas a medio o largo plazo si no se siguen una serie de normas sobre los cuidados de los implantes. El más común, es la infección de la encía y el hueso que los rodea. Es bastante difícil de detectar ya que la infección suele ser indolora.

Las principales causantes de estas infecciones, suelen ser las bacterias que habitan en la boca; van poco a poco acumulándose en el interior de la encía que rodea el implante, llegando a destruir el hueso que lo sujeta causando la pérdida del mismo.

A continuación, vamos a resumir en 5 sencillos pasos, las normas básicas para un buen cuidado de los implantes dentales.

1. Busca especialistas cirujanos y realiza los adecuados cuidados postoperatorios.

  • Un implante dental debe ser colocado de una forma óptima consiguiendo un resultado eficaz y seguro; con una encía y un hueso alrededor de los implantes resistente que permita oponerse a las toxinas de las bacterias.  También debes llevar un cuidado de tus implantes mediante el uso de cepillos dentales suaves , enjuagues de clorhexidina y seguir una dieta blanda.

 

2. Realiza los cuidados de higiene oral necesarios

  • Al menos 3 veces al día debes utilizar los cepillos manuales, eléctricos cepillos interdentales o seda dental y colutorios. Así conseguirás asegurarte de que tu boca está libre de restos de alimentos y bacterias.

 

 

3. Acude a las sesiones de mantenimiento anual 

  • Tras colocar un implante dental, se debe tener en cuenta que se necesitan de 1-4 sesiones de mantenimiento anual para así desinfectar los implantes y evitar que las bacterias destruyan el hueso que lo rodea.

 

4. Evitar malos hábitos 

  • Uno de estos malos hábitos, sería el fumar. Un estudio demuestra que el tabaco aumenta notablemente las posibilidades de perder hueso alrededor de los implantes.

5. En algunos casos, uso de férulas oclusales.

  • Si en tu caso, eres un paciente con bruxismo y quieres cuidar la prótesis que sujeta los implantes, deberás utilizar una férula oclusal que disminuya la presión ejercida derivada del apretamiento de los dientes; evitando así sobrecargas.

Esperemos que nuestros consejos te sean de gran utilidad.