5 falsos mitos relacionados con las prótesis dentales

Las prótesis dentales son dispositivos de sustitución de los dientes y de otras estructuras orales como encías y hueso, que ayudan a restablecer la función estética, masticadora y fonética del paciente.

Ayudan a evitar:

  • Malas posiciones articulares
  • Desplazamiento de los dientes

El principal objetivo de las prótesis dentales, consiste en recuperar la funcionalidad y estética de la boca del paciente. 

Existen 2 tipos de prótesis dentales:

  • Las fijas: el paciente no puede quitarlas de su boca
  • Las removibles: se pueden retirar para su higiene
Prótesis dentales removibles

La falta de información que rodea este tema hace que se creen infinidad de mitos injustificados acerca de este tratamiento. Por ello vamos a explicar la verdad sobre alguno de estos mitos:

1. Sólo las personas mayores pueden llevarlas  

Las prótesis dentales pueden ser utilizadas por todo tipo de personas que ya hayan finalizado su desarrollo óseo. Esto suele ser a partir de los 18 años. Debemos tener en cuenta que no solo la edad es la causante de pérdida de piezas dentales, sino que esto también puede ocurrir debido a traumatismos o fracturas dentales; por lo que las prótesis son una solución, a partir de la mayoría de edad, que debemos tener en cuenta.

Prótesis dental para niños

2. Impiden comer y hablar con normalidad

Esta suele ser una de las grandes preocupaciones de los pacientes; pero es normal que hasta que tu boca se adapte y se acostumbre a la prótesis notes pequeñas dificultades para pronunciar algunas palabras o ingerir algunos alimentos con los dientes frontales. Con la práctica y el tiempo todo volverá a la normalidad.

3. Puede desarrollar rechazo por parte del cuerpo y provocar alergias

Esto es totalmente falso ya que el material utilizado para las prótesis es es el titanio y es biocompatible con nuestro cuerpo, con lo cuál es prácticamente imposible desarrollar una alergia. Algo que si puede ocurrir, es que no se consiga la osteointegración entre este material y el hueso del paciente, hecho que puede estar causado por infecciones previas o una mala higiene bucodental.

4.  Tienen una duración para toda la vida

Tienen una duración prolongada pero no para toda la vida. Hay que cuidarlas tanto como a los dientes, ya que un mal uso y una limpieza inadecuada puede empeorar la apariencia de los estos. Si no se mantiene una adecuada higiene bucodental puede aparecer enfermedades como la mucositis, llegando a producir inflamaciones en los tejidos.

Prótesis removible

5. Es necesario tener el hueso de la mandíbula de gran tamaño

Esto es algo realmente innecesario, ya que no hay dos prótesis dentales iguales debido a que no se hacen con un molde común. Gracias a los avances en tecnología, se crean partiendo de una impresión de la mandíbula y la boca. Por ello, no resulta indispensable que la persona a la que se le vaya a realizar el implante tenga un hueso maxilar amplio; aunque en la actualidad se ha desarrollado una técnica para insertarlos en el hueso del pómulo.

Prótesis fija

Por eso en nuestra clínica I+DENT se  llevan a cabo estudios de diagnóstico y análisis estético para el diseño y fabricación con CAD-CAM 3D de prótesis dentales estéticas, en las que se personaliza tanto el color como la forma de los dientes para obtener la máxima estética y naturalidad en tu sonrisa.