Skip to main content

Antes de tratar a un niño, debemos recurrir a la mínima intervención posible y prevenir cualquier problema bucal. Solo en aquellos casos excepcionales, los tratamientos en odontopediatría serán la mejor opción. Mencionaremos algunos de los más habituales, así como sus afecciones más habituales y su manera de solventarlas.

Principales tratamientos de la odontopediatría

La pulpectomía

Algo muy común entre los niños es la pulpectomía, similar a la endodoncia en odontología para adultos, pero que en este caso afecta los dientes de leche.

Recordar que la endodoncia es el tratamiento aplicado en los dientes de los adultos cuando aparece una caries que llega hasta el nervio del diente.

El sellado

El sellado de surcos y fisuras es un tratamiento en odontopediatría muy habitual. Está pensado para rellanar las fisuras que puedan aparecer en la superficie de los dientes. Un método preventivo, indoloro ¡además de sencillo! que permitirá proteger a los niños de las caries.

Aplicación de flúor

Hablábamos de la prevención en el inicio de este post. Dentro de los tratamientos de odontopediatricos, debemos destacar aquellos que se realizan con fines preventivos. Este es la aplicación de flúor, un método que se suele llevar a cabo para endurecer el esmalte de los dientes y permitir que los niños tengan unos dientes fuertes y sanos.

Obturación o empaste dental

Continuamos con este listado hablando de otro tratamiento de odontopediatría que se usa para tratar las caries. Comúnmente se le conoce como “empaste dental” y realiza tanto en odontología para niños como adultos. Es preciso tratar las caries cuanto antes, ya que pueden afectar al nervio, de este modo evitaremos molestias y posibles problemas futuros.

Aparato dental

Para asegurar un correcto desarrollo de los huesos maxilares y de los dientes, la colocación de aparatos dentales es otro tratamiento efectivo. Método pensado para corregir cualquier alteración o anomalía del desarrollo óseo o dental. En caso de que el niño tenga el maxilar inferior poco desarrollado o mal posicionado, esta opción sería la más adecuada.

Estos son algunos de los tratamientos de odontopediatría más comunes que realizamos en I+Dent. Es necesario que lleves a consulta a tu hijo o hija una vez cada 6 meses para controlar su estado de salud bucodental. La prevención es la mejor de la armas.
¡No lo dejes pasar!