Skip to main content

Todos, en alguna ocasión hemos visto a personas con los dientes mal alineados, torcidos o montados. El tratamiento de ortodoncia es el encargado de corregir esta situación. El dentista especializado en la corrección de los dientes mal posicionados es el ortodoncista.

¿Cuál es el trabajo del ortodoncista?

El trabajo del ortodoncista va mucho más allá de la mejora estética del paciente, los dientes torcidos o montados ocasionan un desgaste anormal de las superficies dentarias, además dificulta que se pueda mantener una limpieza correcta facilitando las caries y las enfermedades de las encías. También pueden dar lugar a problemas en la articulación de la mandíbula.

Para una correcta posición de los dientes y conseguir una sonrisa bonita y sana se pueden usar aparatos fijos o removibles. Según cuál sea tu problema y tu edad el ortodoncista te asignará el más adecuado para tu caso.

La ortodoncia: problemas y enfermedades que trata.

Algunas de las alteraciones que necesitan ortodoncia, son:

  • Alteraciones dentales: cuando la pieza dental está gravemente desplazada de su posición. La ortodoncia con dispositivos fijos corrigen el ángulo de los incisivos superiores, inferiores y ambos, en bloque.
  • Pérdida prematura de dientes de leche: es posible que se necesite colocar un ‘mantenedor de espacio’ para que el nuevo diente tenga su sitio reservado.
  • Mordida cruzada : uno o varios de los dientes de la arcada superior quedan por detrás de los inferiores al morder es fácil de corregir en niños con un expansor fijado sobre el paladar y que se va ensanchado progresivamente cada día mediante una llave hasta que el hueso se fija. En los adultos, puede ser necesario ayudar a esta ortodoncia con una cirugía correctora.
  • Mordida abierta: se puede resolver con un expansor en niños como medida preventiva; aparatos y brackets en los adolescentes, pero se suele recurrir a la cirugía en el caso de los adultos.
  • Línea media desplazada: se suelen emplear los brackets para hacer coincidir la línea media de los dientes superiores con la línea media de los inferiores.
  • Espacio entre dientes: los aparatos de ortodoncia fijos consiguen cerrar espacios moviendo en bloque todo el diente (corona y raíz).
  • Apiñamiento: es posible utilizar la ortodoncia con el fin de ubicar los dientes o dar a la forma de la cara una posición más normal.
  • Problemas de articulación de la mandíbula: en ocasiones puede resultar útil el uso de protectores bucales o de la mordida, también conocidos como férulas o aparatos. Su efectividad varía mucho entre los pacientes aquejados de trastornos de los músculos y la articulación temporomandibular, los cuales afectan a las articulaciones y los músculos de la masticación que conectan la mandíbula inferior al cráneo. Sus síntomas son dificultad o molestia al morder o masticar; chasquido o chirrido al abrir o cerrar la boca; dolor facial sordo en la cara; dolores de cabeza y oído o sensibilidad o bloqueo de la mandíbula.
  • Respiración por la boca: una placa vestibular que impida al paciente respirar por la boca puede resultar de gran ayuda en el tratamiento determinado por un otorrinolaringólogo para estos casos.
  • Apnea del sueño: hay algunas ocasiones en las que este trastorno es fruto de una alteración de la oclusión cuando el desarrollo de la mandíbula inferior no ha sido normal, por lo que el uso de la ortodoncia para arreglar la mordida puede ayudar en este trastorno